Diciembre, hermoso mes del calendario en el que irremediablemente gran parte de las personas recordamos todo lo ocurrido el resto del año a modo de reflexión o simplemente considerando los rumbos que irían tomando nuestras vidas. Desde el año 1998 la humanidad entera no puede olvidar un hecho de gran importancia que siempre valdrá la pena recordar; el 1 de Diciembre cuando la Organización Mundial de la Salud conmemora el mismo, como Día Mundial de la Respuesta Ante el VIH.

wNq58DaBUQLiyd4hbXYOK6stbTb

Amigos(as) les sonará cliché, pero esta premisa de prevención es cada vez más importante para nosotros como sociedad. En países como Venezuela (para no mencionar otros casos más dramáticos) la tasa de población 0+ es día a día mucho más alarmante. De estas cosas los gobiernos no hablan, no se perciben a simple vista y “la gran mayoría se hacen de la vista gorda” por miedo, tabú, irresponsabilidad o simple ignorancia.

Aún más importante que pensar meramente en el Virus y las políticas creadas para encararlo, está el hecho de reconocer que todos somos capaces de formar parte de esta realidad y no por ello nos vamos a convertir en “monstruos” e individuos alejados de la posibilidad de vivir nuestras vidas a plenitud y con total normalidad.1400 qlala El virus, es simplemente uno al que no se le ha encontrado cura “verdaderamente certificada” que lo borre por completo del organismo humano hasta ahora. Lo que realmente importa acá es la condición de vida, una nueva que se adquiere en este caso, y que debe valorarse de igual forma como puede ocurrir con cualquier persona. Nuestra vida social, afectiva, amorosa y principalmente sexual no debería acabar en el momento en el que nos diagnostiquen como VIH+, nuestra sexualidad no es sólo una instancia fisiológica, es parte de nuestra identidad como personas poseedoras del derecho a la plenitud sexual, de forma consiente y apartando esa rancia envestidura de estigmatización social de las cuales han sido y siguen siendo presa la población 0+.boasorte El famoso virus no nos puede definir, alejándonos de familiares, amigos, vida emocional y profesional. Está en cada uno de nosotros tomar las riendas de nuestros actos, sean o no de riesgo.

Muchas personas con condición 0+ se sumen en medio de submundos que los alienan aún más de todo cuanto tenían, buscando una vía de escape o pretendiendo hacerse de la venganza dañando a otros o intentando escapar de esa realidad que les abruma, que les quita la voz y el rostro ante una sociedad silenciosa.13071 Hablando de prácticas sexuales, no podemos olvidar la poderosa hipocresía que aún existe en nuestra sociedad que nos pinta unas caras muy “bonitas y justas” de día y que generalmente también esconde un silencio mórbido de mentiras y dobles vidas que agravan en gran medida la situación del VIH en el mundo entero. El virus, la promiscuidad y el deseo tienen genitales, pero no rostros. Así nos educaron. Pero así también deberíamos empezar a re-aprender e intentar de una vez  por todas asumir responsabilidades, tanto el 0+ como el seronegativo (VIH-) y definir lo que verdaderamente somos y queremos, no para agradar a los demás sino por y para nosotros mismos.

No deja de ser importante aclarar, sobre manera, que el poseer la condición VIH+ NO es lo mismo que padecer de sida y por ende tampoco es una “enfermedad” sino otra condición de vida que sencillamente acarrea un cuidado particular y unas condiciones de salud específicas según sea el caso. Educar diciendo que sólo existen “grupos de riesgo” es un desatino grave para las políticas de salubridad y la sociedad en general, realidad que hoy en día se ha replanteado asumiendo que básicamente existen  “actividades de riesgo” que podrían hacernos parte de una condición de vida boa-sortediferente. La idea en todo caso es el consenso, el verdadero valor del cuerpo propio y del cuerpo ajeno sin reducirnos o encasillarnos en una serie de “actividades específicas”  perdiéndonos miles de opciones que pueden existir para disfrutar sanamente de nuestra sexualidad, nuestra vida amorosa y afectiva.

Por: Leonardo Barreto

Recomendamos ver las siguientes películas que te ayudaran a comprender mejor esta realidad de la que hacemos mención en el artículo anterior:

 

Un_a_o_sin_amor-233003835-large

http://cinegaygratis.blogspot.com/2015/06/un-ano-sin-amor.html

Boa_Sorte-117186551-large

http://www.cinetux.org/2015/10/ver-pelicula-boa-sorte-online-gratis-2014.html

Un Año Sin Amor

Ficha técnica
Dirección: Anahí Berneri
Ayudante de dirección: Luis Bernárdez
Producción: Daniel Burman
Diego Dubcovsky
Maximiliano Pelosi
Guión: Pablo Pérez
Anahí Berneri
Protagonistas: Juan Minujín

Mimí Ardú

Carlos Echevarría

Javier van de Couter

Osmar Núñez

País: Argentina
Año: 2005
Género: Drama
Duración: 102 minutos
Idioma: Español
Boa Sorte (Buena suerte)
Ficha técnica
 
Dirección: Carolina Jabor
Producción: Conspiración Películas
Guión: Jorge Furtado
Pedro Furtado
Protagonistas: Deborah Secco
João Pedro Zappa
Fernanda Montenegro
Felipe Camargo
Cássia Kis
Género: Drama
Año: 2014
Idioma: Portugués

Sobre El Autor

Editor y Columnista

José Leonardo, nació el 13 de Marzo de 1987 en Tucupita, Delta Amacuro. Estudiante de Lengua y Literatura Hispanoamericana en la ULA, Venezuela. Desde muy corta edad se ha interesado en temas relacionados a la sexualidad y las relaciones interpersonales desde el punto de vista psicológico y social. Involucrando gran parte de su investigación y creación de textos de corte poético, ensayístico y narrativo a la temática sexual en general. Sus pasiones: Literatura, Filosofía, Sexología, Historia, Cine, Música, Fotografía, Gastronomía. Admirador de la obra de Allan Poe, Rubén Darío, Kafka, Quiroga, Dalí, Frida Kahlo, Almodóvar y Aronofsky.

Artículos Relacionados

6 Respuestas

  1. Alex

    Lo que primero se debiera aclarar es que realmente es y no dejarce engañar por la.mafia de la oms y el.miedo que le meten a la población

    Responder
  2. Dr. Ismael

    Una respuesta..
    ¿A cuál pregunta?

    Porque, si bien el VIH es mucho mejor que un herpes, cáncer, tuberculosis o que se yo, chicungunya.
    La conciencia colectiva aún siente dolencia por los + y los etiquetados a veces deciden no despertar más y sin más.

    ¿Cuál pregunta?

    http://superandoelsida.ning.com/

    Responder
    • Dr. Ismael

      Importante: Muy buen artículo. Te invito a leer y animarte a quizá a copiar otro después que leas esto http://superandoelsida.ning.com/page/testimonios-1

      y a todo aquel que quiera informarse y ayudar a los más desconsolados.
      Tengo una relación de 37 años de matrimonio, mi esposa etiquetada como 0+ hace 32 años. Nunca usamos protección, ella tomo retrovirales 1 año y luego de creer en nosotros mismos y superando la noticia tuvimos nuestra tercera hija TOTALMENTE SANA hasta el dia de hoy y vive en España donde se hizo exámenes para entrar a la universidad y arrojó negativo. Nuestro testimonio está en esa web. Abrazos.

      Responder
    • Leonardo Barreto

      Muchas gracias por tomarse el tiempo para leer el artículo amigo Ismael. Con respecto a su inquietud puedo decir que más que responder a cualquier pregunta relacionada con el vih-sida, pretendí sincerar mucha de la información que se da sobre ésta condición de vida. En muchos casos errónea o confusa. Además de poner en jaque algunos de los mitos y tabúes que giran en torno a la vida de una persona con condición 0+, catalogados (a veces, hasta por sí mismos) como “una infección errante”; personas que han sufrido y sufren cualquier cantidad de vejaciones y estigmas sociales aún en estos tiempos. Hechos que a mi parecer, sólo terminan por alejar a la persona 0+ de su carácter humano y real de la vida que le ha tocado vivir.

      Por otro lado, me alegro muchisimo por ud, su esposa y su hija que han logrado afrontar con ojos abiertos esta realidad de vida sin más ni más que ganas de hacer las cosas bien, amarse y brindar amor a los demás. He aquí (en uds) un ejemplo de que si se puede gente.

      Gracias..!

      Responder
  3. Edilson Monje

    Excelente artículo, hoy en día aún hay personas que no diferencian entre lo que es el VIH y el SIDA, diferencia fundamental para poder entender cómo funcionan cada uno, además del enorme desinterés gubernamental ante esta creciente problemática.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.