La sexualidad es una de las verdades más universales e intrínsecas que poseemos todos los seres vivos. En especial, los humanos, quienes poseemos gran complejidad en ésta poderosa realidad que nos acompaña desde el momento que nacemos hasta que morimos. Una verdad que es ineludible al amplio espectro de miradas, encuentros y divergencias que desde siempre ha sido parte de nuestra historia como sociedad. Desde la más antigua hasta la más moderna.

Para la Teoría psicoanalista, la sexualidad es la forma ilimitada que poseemos los seres humanos de enfrentarnos a nuestra propia bisexualidad; unos la asumimos desde un extremo, otros desde el otro extremo y otros más, preferimos tomar la decisión de no decidir, quedándonos en medio de lo que la sexología llamó, Escala de Kinsey.

Durante gran parte del siglo XIX y principios del XX, empiezan a generarse una serie de movimientos de reacción contra las desigualdades y la libertad. igualdad-generoGrupos de mujeres que iniciaron una serie de luchas sociales por la igualdad de género y la reivindicación de sus derechos como seres humanos independientes, plenos de valor propio ante parte de los Estados Unidos y otras grandes ciudades de Europa. Es el movimiento feminista que empieza a irradiar luces a partir de la Revolución Sexual en los años 60 y los movimientos gay en los años 70 1970(Stonewall, Nueva York), como cuestionamiento a la noción de “libertad”, como definición normativa que se contrapone a esa reivindicación y recuperación plena del cuerpo humano y su desnudez, de la sexualidad como parte integral de la condición humana individual y social cuestionando el papel tradicional de la mujer y, por lo tanto, del hombre y de las dos grandes instituciones por excelencia en el mundo, al matrimonio (fidelidad) y la familia (reproducción).

Por ésta razón la Diversidad sexual se fue haciendo más visible y presente en la sociedad moderna, donde según los estudios Queer, el género, la orientación e identidad sexual son una serie de constructos vacíos e inacabados condicionados por las políticas preponderantes en una sociedad heteronormada. Es decir, que para los queer no existen papeles sexuales biológicamente inscritos en la naturaleza humana, sino un gran conglomerado de realidades humanas como la heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad, transexualidad, intersexualidad, pansexualidad, que cuestionan cada vez más el binarismo instaurado por la ciencia, la religión y la sociedad entre lo que conocemos como “verdades universales”.

gay_816x544

En Latinoamérica actualmente ya podemos ver grandes cambios en relación a la Comunidad sexo diversa, tal es el caso de México y Argentina por mencionar dos de los más importantes avances en materia LGBTI; países que abogan con mano firme la unión entre parejas del mismo sexo, la adopción de parejas homoparentales y han simplificado todo el arduo y tortuoso proceso por el cual tenía que pasar el transexual en su proceso de transición y posterior reasignación de sexo.

Particularmente, en Venezuela hemos tenido que alzar la voz para empezar a ser escuchados, en un país que hasta ahora comienza a dar los primeros pasos en relación a la legislación de la comunidad LGBTI.Daniel Gracias a la reciente proclama hecha por la Asamblea Nacional, la cual aprobó por unanimidad de votos, un acuerdo que declara el día 17 de Mayo como “Día contra la homofobia, transfobia y bifobia” en todo el territorio nacional. Ya somos muchos venezolanos (cada vez más) los que exigimos por derecho propio dejar de vivir discriminación, vejación, intolerancia y rechazo gracias a un sin número de implicaciones negativas y prejuiciosas que, en definitiva, terminan por estigmatizar y sexodivers9pretender homogenizar a éste tricolor que apenas comienza a deslastrarse de uno de sus más grandes tabúes. Con el reciente acuerdo se exige ‪respeto a la individualidad e igualdad de cada ciudadano, además de promover la ‪lucha contra la discriminación, ‎violencia y ‎negación arbitraria hacia las personas por su orientación sexual o expresión de ‎género.

Esta medida intenta abolir de una vez por todas, la serie de casos que hoy por hoy se reproducen y seguramente han seguido reproduciéndose en Venezuela. Podríamos empezar mencionando un caso que pareciera insignificante pero que por el contrario, guarda una exacerbada ignorancia de por medio. Actualmente, en la ciudad de Mérida tras una investigación editorial y de contenido, en las instalaciones de la biblioteca Simón Bolívar, (biblioteca central del estado Mérida, Venezuela) en las inmediaciones del centro de la ciudad, podemos encontramos en una de sus salas, la Sala General para ser precisos, con un texto de Rubén Ardila, Ph.D., que lleva por título: SAM_4810Homosexualidad y Psicología, el cual se encuentra ubicado en el apartado de Psicología Patológica. En definitiva, una acción tan “sutil” como ésta sería capaz de confundir, tergiversar y reforzar la arcaica concepción que establecía la Psicología ante la homosexualidad, como una de muchas patologías (enfermedades) de la conducta humana. ¿Qué aprendizaje pueden recibir nuestros niños y jóvenes de una acción como ésta? Dejo abierto el espacio para que sea Ud. mismo quien responda dicha pregunta..!

Por otro lado, en el transcurso del mes de Abril del año 2015, un joven estudiante apoyando a un compañero de estudio, se postula para la donación de sangre requerida por la madre de su amigo, para la posterior práctica de una operación de emergencia. Para dicha intervención era necesario un mínimo de tres donantes de sangre del tipo o+ en el Banco de Sangre del Seguro Social (IVSS) del Estado Mérida. De donde fue negada la posibilidad al donante, tras un test previo en el que el joven hace la salvedad de poseer pareja estable y no haber contraído ninguna ITS (infección de trasmisión sexual) a lo que la enfermera cuestiona su preferencia sexual y éste alega ser homosexual e instantáneamente es descartado como donante por el hecho de haber contraído relaciones sexuales con una persona del mismo sexo y posiblemente con prostitutos/as, siendo una persona de alto riesgo de contraer cualquier ITS. Ya el hecho en sí, debería ser una razón irrevocable para realizar una denuncia por discriminación, prejuicio e injuria hacia la persona en cuestión ante el organismo que fuere, sea público o privado. ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI, sigan ocurriendo hechos tan hostiles y retrógrados como éstos que atenten contra la salud física y mental de cualquier ciudadano? Respóndase Ud. mismo..!

Y el último caso donde definitivamente convergen todo tipo de incongruencias sociales y morales, cuando a una estudiante de la ULA (Universidad de los Andes) se le negó indirectamente el derecho al inquilinato por encontrase acompañada de una amiga (su pareja amorosa en cuestión) sin ésta haber hecho mención de su preferencia sexual. La arrendataria cuenta una historia (real o ficticia) noticias_file_foto_1009215_1433604415sobre una joven que vivía arrendada en su domicilio, pero que tiempo después compartía “muchos momentos” con una “extraña amiga” a la que sus niñas veían y posteriormente increpaban a su madre con preguntas sobre las jóvenes. Hecho por el cual la arrendataria toma la decisión de echar a su inquilina. Y alega a las nuevas jóvenes la supuesta confusión del extraño proceder de ésta “extraña amiga” que “parecía lesbiana”, cuestión inconveniente por el bien y la buena educación de sus hijas F27(doble moral), usando la imagen de sus niñas como el pretexto perfecto para echar a la antigua inquilina y procurar protección ante cualquier otra amenaza que provenga de “esas personas raras” con sus “extraños gustos” (estigma social). ¿Qué futuro podemos esperar de personas educadas en la intolerancia y el prejuicio social? Nuevamente, intente responderse Ud. mismo..!

Esto debe acabarse ahora más que nunca que nos encontramos en medio de una sociedad convulsionada por las dificultades económicas y el resentimiento social/político. No habrá mejor respuesta ante esto, que nuestra capacidad de amar intensamenteGF0RXHA1--647x231 a varias personas al mismo tiempo, de forma independiente al tipo y nivel de amor que expresemos hacia nuestros, padres, hermanos, amigos y parejas. Simultáneamente, esto ya asume de forma clara, un tipo de poliamor; lo vivimos pero lo desconocemos gracias a la ceguera social en la que nos han inmerso a lo largo de los años. Pero que muy a pesar de todo, nos ha hecho individuos más fuertes, sin ánimos de sentirnos superiores los unos de los otros, sino que, por el contrario, se trata de saber de una vez por todas de qué estamos hechos, por qué estamos vivos y desde qué posición queremos vivir nuestra identidad sexual tratando de ir cada vez más lejos como humanidad.Pansexual-2

Por: Leonardo Barreto

Haz click en el siguiente enlace para ver o descargar la película relacionada con el tema del artículo:

http://www.repelis.tv/10377/pelicula/stonewall.html

090530

Sobre El Autor

Editor y Columnista

José Leonardo, nació el 13 de Marzo de 1987 en Tucupita, Delta Amacuro. Estudiante de Lengua y Literatura Hispanoamericana en la ULA, Venezuela. Desde muy corta edad se ha interesado en temas relacionados a la sexualidad y las relaciones interpersonales desde el punto de vista psicológico y social. Involucrando gran parte de su investigación y creación de textos de corte poético, ensayístico y narrativo a la temática sexual en general. Sus pasiones: Literatura, Filosofía, Sexología, Historia, Cine, Música, Fotografía, Gastronomía. Admirador de la obra de Allan Poe, Rubén Darío, Kafka, Quiroga, Dalí, Frida Kahlo, Almodóvar y Aronofsky.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.