En Alemania, en los años 40, un obstetra y ginecólogo llamado Ernst Grafenburg, proclamó haber descubierto una zona interna de sensaciones eróticas en las mujeres en las que investigaba nuevos métodos de control natal. Esto  provocó una controversia, a la que se ha dado más importancia en los años recientes, acerca de la existencia de estos puntos ¨G¨  (Gramferburg) masculinos y femeninos.

Parece que casi no hay duda de que existe un área oculta, al menos en algunos hombres y mujeres, que cuando es estimulada produce intensa excitación y orgasmo. En las  mujeres esta área se conoce como el punto ¨G¨, y en los hombres se identifica con la próstata o punto “P”. Mientras fisiológicamente es indiscutible que los hombres tienen una glándula prostática, los patólogos no han tenido éxito en encontrar el punto ¨G¨ (que estimulado se asemeja a un pequeño frijol) en la  investigación post mortem realizada en mujeres. Algunos expertos creen que posiblemente es punto ¨G¨ exista solo en algunas mujeres; otros desprecian la idea considerándola una completa tontería y manifiesta que dicha controversia causa innecesarios sentimientos de ansiedad y falta de adecuación, tanto en hombres como en mujeres.

El autodescubrimiento es la única de averiguar si el punto ¨G¨ puede producirle un inmenso placer o si, como para algunas gentes, es una pérdida total de tiempo.

 

Punto ¨G¨ masculino

El punto ¨G¨ masculino ha sido identificado con la próstata y, al igual que el punto ¨G¨ femenino, está situado alrededor de la uretra en el cuello de la vejiga. La función de la próstata es la de ayudar a producir el líquido que transporta al esperma dentro de la vagina durante el coito. Muchos hombres descubren que la estimulación de la próstata, antes y después de la unión sexual, puede desembocar en un orgasmo extremadamente intenso durante el cual eyaculan franca y abundante más bien que en pequeña cantidades.

 

Punto ¨G¨ femenino

El punto ¨G¨ aparenta ser como un pequeño racimo integrado por terminaciones nerviosas, gandulas, ductos y vasos sanguíneos, situado alrededor de la uretra o tracto urinario. Por lo general, esta área no puede detectarse si no hay excitación, y solo es notable bajo la estimulación profunda de la vagina. Cuando esto sucede, la zona se dilata, algunas veces muy rápido, y una pequeña masa con bordes irregulares sobre sale en la pared vaginal. Parece que su función orgánica no es más que ayudar a la mujer obtenga un alto grado de excitación sexual, y experimentar en el orgasmo la “eyaculación” de un líquido claro similar en composición al originado en la próstata; algunos expertos creen que el punto G es una forma rudimentaria de la próstata masculina.

La manera más sencilla para que una mujer encuentre su punto G, es sentada o en cuclillas, pues las posiciones acostada hacen que el punto desaparezca. Lo mejor es que inicie sus exploraciones cuando este sentada en el baño, ya que la primera estimulación de su punto G podría semejarse al deseo de orinar. Una vez que la vejiga este vacía, usted se sentirá tranquila para continuar con la exploración de la sensación causada por el punto G, la que no podrá atribuir a una vejiga llena.

En un próximo articulo les mencionare como estimular estos puntos tan deseados por las pajeras y personas dispuestas(Os) a crear #Bendicionesorgasmicas con este punto.

Para hacer de ti un(a) buen(a) amante te invitamos a seguir leyéndonos y a interactuar en nuestras redes sociales:

Facebook: La Celda del Monje

Twitter e Instagram: @LaCedaDelMonje

O contáctanos a nuestro Email: Contacto@LaCelda.Com.Ve

Sobre El Autor

Hijos míos. Estoy Orando intensamente por los orgasmos del mundo entero. Envío #BendicionesOrgásmicas a todos mis discípulos y de esta manera puedan llegar al Clímax Sexo-Espiritual que tanto desean.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Ofertas y Cupones Gratis Hijos Míos!

NUNCA enviaremos SPAM

¡Ofertas y Cupones Gratis Hijos Míos!

NUNCA enviaremos SPAM