Mi amigo Hank llego a las ocho y media como habíamos acordado, salimos de mi casa, nos subimos al auto y  nos encaminamos a la gran fiesta del mejor club de la ciudad.

Hank había  luchado varios meses por ser aceptado y  obtener una membrecía en aquel club, luego de varias evaluaciones acerca de su vida y  su trabajo, fue aceptado.

gloria-trevi-610x339Aquella noche tenía lugar la fiesta más esperada de todas, ya que los más hermosos shifters (linajes de hombres con la capacidad de cambiar de forma, bien sea a lobo, tigre, pantera, león) de la ciudad estarían allí.  Hank como era miembro oficial del club, tenía acceso a todas las fiestas, yo iba como invitado y para ello tuvo que inscribirme en una larga lista de shifters que serian seleccionados por el dueño del club.

– Relájate, no debes preocuparte, además te hace falta salir y conocer aquella persona que estará contigo por siempre,  tienes solo 134 años y estas desperdiciando tu juventud – me dijo Hank mientras manejaba.
– Lo sé… pero no estoy seguro de querer una relación,  además,  voy a la fiesta porque tú necesitas apoyo y no querías venir solo – le dije con tranquilidad.

No dijimos ni una sola palabra hasta que llegamos al club. No dejaba de pensar en que no necesito un hombre a mi lado para ser feliz, pero no me cerraba a la posibilidad de encontrar a un shifter que forme parte de mí para toda la eternidad.

06_vuitton2_560x375Ingresamos al club por un largo pasillo iluminado por lámparas doradas, en el suelo una larga alfombra roja que finalizaba al llegar a las grandes puertas del salón, Hank  toco tres veces, uno de los humanos que trabaja en el club hizo aparición con una carpeta en sus manos, busco nuestros nombres y luego nos permitió entrar.

El salón tenía una decoración muy llamativa y bien pensada para la ocasión, nos adentramos entre la multitud, las miradas de los shifters se posaban en nosotros y fue ahí donde el pánico comenzó a invadir mi cuerpo, los cazadores habían iniciado a oler a sus presas.

Seguí los pasos de Hank con una caminata firme y decidida hasta llegar al otro extremo del salón. Nos detuvimos adoptando una postura que indicaba dominio y sensualidad, el cortejo había comenzado. Aun sentía algunas de las miradas de interés sobre nosotros, las cuales esperaban a comenzar la siguiente fase.

– No me siento cómodo con esto – le dije.
– Deja de preocuparte… el cortejo ya empezó – me dijo Hank.

lentillashombreloboGire mi rostro hacia los shifters para admirar aquellos cuerpos majestuosos a causa del ejercicio constante ya que el hecho de ser inmortal no quiere decir que nuestros cuerpos no deban ser  trabajados. Me encontré con algunas de sus miradas las cuales me observaron detalladamente dejando escapar un brillo de luna intenso. Unos minutos después, las voces de la muchedumbre fueron opacadas por la música que se extendió por todo el salón, esto nos indicaba que había comenzado el cortejo final, Hank y yo comenzamos a bailar mientras nos deslizábamos hacia el centro de la pista de baile, fue allí donde uno a uno los diferentes aromas de aquellos cuerpos comenzaron a expandirse llegando a nuestros olfatos.

De inmediato, se hicieron notas las reacciones de algunos shifters que eran atrapados entre sí, gire mi mirada hacia Hank, a quien sus ojos se habían tornado color miel, esto me indicaba que había encontrado a su alma gemela.
Permanecí de pie observando cómo se alejaba en busca de su amor. Un aroma a pino fresco llego a mí con la suavidad de un algodón, mi cuerpo reacciono incontrolablemente, mis sentidos se tensaron a gran magnitud que eran difíciles de controlar, era el aroma más delicioso que había sentido, se asemejaba a los pinos de las altas montañas.

Inhale con más fuerza mientras enviaba mi aroma como respuesta, esta vez el suave olor fue más penetrante, a tal punto que mi león interno exigía salir, mis músculos se tensaron, mis colmillos hicieron aparición y mis ojos se tornaron de un azul intenso, deseaba salir en busca de mi presa y correr bajo la luz de la noche.

los-mejores-body-paint-de-animales-211Inhale una vez más en busca de mi presa principal, sentí una conexión, ella me indico que tenia a mi alma gemela, cerré mis ojos, me concentre en aquel delicioso aroma y allí estaba a mi derecha. Gire sobre mis pies, sin pensarlo me encamine al encuentro de aquel cuerpo que emanaba ese esplendido aroma.

Di varios pasos, allí estaba, un joven de cabello castaño, ojos claros y cuerpo perfecto, sus ojos se encontraron con los míos –“Sígueme” – pude leer en su mente.

Mis instintos se alteraron aún más por la presencia de aquel hombre, lo seguí rápidamente a los jardines del club, el hombre corrió por el jardín hasta verlo cambiar de forma y transformarse en un feroz leopardo. Corrí tras él y en cuestiones de segundos mis patas sentían la fría tierra del jardín, corrí a toda velocidad sintiendo su olor, deje escapar un fuerte rugido de satisfacción al encontrarlo.

311307497080La luna brillaba intensamente reflejándose en el riachuelo cercano al gran leopardo, quien ahora me observaba fijo mientras me acercaba a él. Su aroma era más intenso e irresistible con su forma animal, deje escapar otro fuerte rugido en señal de posesión, el shifter rugió en respuesta.

Regresamos a nuestra forma humana, mi cuerpo solo pensaba en devorar aquel ardiente cuerpo desnudo que se hallaba frente a mí, me acerque, lo agarre de un brazo y lo lancé hacia un lado, el hombre se suspendió en el aire y callo con un sonido sordo a poca distancia, di un fuerte salto para caer sobre aquel cuerpo dispuesto a ser devorado.

Sentía su erección junto a la mía mientras que la excitación crecía con el rozar de nuestra piel, vi aquellos ojos brillantes que expedían deseo, comencé a besarlo intensamente, sus manos recorrían mi espalda con movimientos suaves causando choques eléctricos por toda mi columna.
“Reclámame como tuyo” – pensé. “Así lo hare” – respondió el hombre a quien besaba.

Aquello era un hecho, era mi alma gemela ya que nuestras mentes estaban conectadas, podíamos leer nuestros pensamientos. Eso era mas excitante aun, deje escapar un suave gruñido de placer al sentir con más fuerza aquellos choques eléctricos producidos en mi espalda.

Stranger-by-the-Lake-de-Alain-GuiraudieMe tomo por la espalda dando un giro para quedar sobre mí. Era una especie de lucha y placer para tomar el control del otro. Sus labios recorrían mi cuerpo mientras tocaba con su mano mi fuerte erección, sin pensarlo bajo su rostro, de un bocado se llevó mi erección a su boca con suaves movimientos, los cuales creaban una mágica sensación por todo mi cuerpo, era maravilloso lo que podía causar con su boca, tome su cabeza con mis manos para disfrutar un poco más de aquellos movimientos.
Sostuvo mi erección con su mano mientras besaba mis entre piernas, subió nuevamente por mi abdomen, esta vez para rozar ambas erecciones y besarnos nuevamente.

“Desde este momento me perteneces por toda la eternidad” – pensé.
Con aquel fuerte moviento entre nuestras erecciones la excitación era mayor, había algo en aquel esplendido cuerpo que me causaba un alto grado de debilidad, querer tenerlo siempre desnudo junto a mí, a mi disposición.

 El fuerte hombre volvió a bajar para seguir con sus mágicos movimientos de su boca en mi erección, la cual sentía que en algún momento llegaría al final.

Lo aparte de mi erección con rapidez, dándole a entender el final de mi dureza, pero logre controlarlo a tiempo. Me acerco a él abriendo mis piernas con delicadeza, mojo un poco sus dedos para acercarlos y dilatar el punto de entrada a mi cuerpo, introdujo uno de ellos, la sensación percibida me cegó por completo, en lo único que podía pensar era en que no se detuviera.
Introdujo dos de sus dedos para continuar en suaves movimientos, ahora solo quería que entrara en mí sin perder tiempo. Mientras causaba placer con sus dedos volvió a ingresar mi erección en su boca, esta vez los choques eléctricos se intensificaron en mi columna y abdomen, aquella sensación dejaba oír fuertes ronroneos.

Retiro sus dedos, acerco su grande y fuerte erección, con sus movimientos de cadera comenzó a introducirlo dentro de mí, abrí un poco más las piernas para darle más acceso, una vez dentro la sensación desbordo toda mi excitación, descontrolando mis instintos, aferre mis piernas a sus caderas empujándolo con fuerza para introducirlo por completo.

FICUNAM-2014Su cuerpo se abalanzaba sobre el mío con suaves movimientos causando en mi abdomen la perfección de un sentir inolvidable. Mis ronroneos eran cada vez más fuertes y sonoros, aquellos movimientos alejaban todo tipo de pensamientos, comencé a dar suaves caricias a mi propia erección para aumentar el placer en ambos.
Con mis pies aferrados a su cadera le indique como realizar el movimiento, podía sentir su grande erección dentro de mí, al mismo tiempo veía el placer brotar de sus ojos y leves ronroneos que salían de su garganta, cada vez sus movimientos se convertían en fuertes embestidas, la lujuria de sentirlo dentro, ver aquel caliente cuerpo, el placer en su rostro y sus fuertes ronroneos cambiantes, estaban por transformarse en fuentes desbordándose de placer.
“Estoy por llegar” – leí en su mente.

Sus embestidas eran más poderosas causando que mi cuerpo reaccionara con sonoros gemidos y movimientos incontrolables, mi mano se movía con mayor rapidez sobre mi erección, mi cuerpo se tensó por completo al mismo tiempo que el de mi amante, nuestros ronroneos se unieron en uno solo hasta que la fuente del placer se derramo como una feroz avalancha sobre mi cuerpo y dentro de mí.

“Ahora eres mío por siempre” – me dijo a través de sus pensamientos.
“Nos hemos reclamado el uno al otro” – pensé para que mi pareja pudiera leerlo.

images (1)Nuestro cortejo había finalizado, éramos uno solo, ahora podíamos pertenecer a la manada principal de los shifters de la ciudad. Mi amante se deslizo con suavidad hasta quedar sobre mi pecho, mire la oscuridad que nos cubría, mire el rostro de aquel delicioso hombre.

– Me llamo Blas – susurre cerca de su oído.
El fuerte hombre se levanto, me miro fijo, sonrió traviesamente.
– Soy Adalberth – respondió mientras se transformaba en aquel hermoso Leopardo.

Me incorpore de un salto mientras me transformaba en un enorme León de pelaje dorado, corrimos a toda velocidad uno al lado del otro hasta perdernos en los grandes jardines del Club.

Sobre El Autor

Thiago Matteo Martinelli Scala nacio el 13 de Marzo de 1989. Tiene 27 años de edad. Estudiante de la carrera Idiomas Modernos en la ULA Estado Mérida.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.