Que un morado en el cuerpo de una mujer no sea símbolo de vergüenza.

Habían pasado 2 semanas desde aquellos besos que desataron deseos. Una tarde de domingo, él, apareció sin previo aviso.

No sé si molesto o desesperado, según él, yo lo había calentado y abandonado. Se sobaba las palmas de las manos como cuando te pican; el ambiente olía a sexo.

79799_620Que sexy se ve  tan desesperado.  – Eso son los deseos Nena, ¿Qué paso contigo?-  Fue lo que pregunto y se veía tenso. Observe lo que su cuerpo me contaba, no concordaba con lo que estaba diciendo.

Eran las palmas de las manos más sexys que en mi vida había observado, eso dije la primera vez que sentí esas manos rozar mi piel;  acompañado de una de sonrisa macabra, yo sabía lo que quería él.

 1.85 mts de alto, ojos cafés cuerpo escultural y carne fresca, brazos firmes, perfectos para aferrarme por si la fuerza no me ayudaba. Una espalda ancha y fuerte; pedí a Dios que no me salvara.

Era ese joven con virilidad a plena flor de piel quien me tomo a la fuerza y me hizo sentir mujer.

No fue amor, no fue caricias.

Él me miraba y mi ropa arrancaba. Para una mujer con prejuicios esto sería un acto de violación al espacio personal. Se acercó a la fuerza y me tomo del cuello;  esas palmas fuertes seducían  mi mente  y me decía -¿Qué será lo que harán luego?-. Jadeábamos; su palma derecha tomaba mis senos, y con fuerza el mordía mi boca.

¿Acaso el dolor era lo que desbordaba mis deseos? ¿ Era masoquismo y lo estaba confundiendo con deseo?

dominationAlaba mi cabello con pasión y fuerza, sus ojos se veían amarillos como cuando el cazado ya tiene a su presa, así me tenía él, pegada a su cuerpo. Mordía mis orejas, lamia  mi cuello y de un momento a otro  también mordió mis pechos, y sin darme cuenta sentí la primera nalgada.

No fue tan fuerte, el desgraciado estaba tanteando terreno. Me volteo y beso mi espalda, como para bajar la tensión del momento. Con esa sonrisa tan mala me dijo pagaras por haberme hecho esperar tanto tiempo.

Ya no cargaba pantys, yo sabía en lo que me estaba metiendo. Me acostó boca abajo en la cama y sus dedos agraciaban el borde de mi cuello, baja por mi espalda hasta mi vanidad, Tomando con fuerza mi cadera empezó a jugar, no podía moverme, era muy fuerte y yo quería saber que iba a pasar. Frente al espejo miro esa silueta con la mano levantada, y empecé a temblar, me mojaba cada vez más, no era solo la penetración, era en realidad los nervios de sentir dolor.

En cuestión de segundo surgió un gemido -Y ahora si me las voy a cobrar- Decía; Era la primera nalgada, el grito estremeció el cuarto y de la misma forma su falo me penetraba una vez más, no paraba y no había terminado el dolor de la primera cuando la segunda venia, ¡Dios que delicia! ¿Cómo algo tan ardiente puede ser tan placentero?, combinarlo con unos buenos aruños es lo que te sugiero.

El dolor, la lujuria y el sexo, que cóctel tan perverso, pero yo aquí estoy sonriendo -Quiero más-  rogaba, pedía, y en la otra nalga mi amigo me está complaciendo.

Palmas gloriosas no se cansen, esto nuevo y está muy bueno. Mis orgasmos venían uno, dos, tres,  ya no recuerdo, el placer invadió mi cuerpo y con tanta fuerza si tú lo has vivido sabes a lo que me refiero.

Como algo que duele  ¡Dios mío santo que bueno es esto! Él sonreía y yo gemía, gritaba, me aferraba a las sabanas, me está doliendo, y él dice -¡Ya me vengo!- y entre penetración y nalgada no se sabía dónde empezaba mi cuerpo y el suyo terminaba, él estaba perfecto yo lo deseaba, hasta creí que lo amaba, pero después de esto solo soy aprendiz entre su sexo;  el placer no tiene límite y que sus caminos ocultan misterios.

 ¡Que delicia! me duele todo el cuerpo, no puedo creerlo,  ni sentarme puedo,  estos morados son un trofeo, me sentía tan feliz, me sentía libre, Me sentía MUJER. -¿La otra semana lo repetiremos?- Le dije, él sonríe y me dice  -Veamos cuanto tolera tu cuerpo-.

Como sierva me he entregado soy su peregrina y él es mi templo.

 Abre tu mente desnuda tus sentidos

 #NochesDeConfesiones.

                                                                                 Escrito Por Rraquel Torres

12041799_10207245338230189_1101883602_n

Facebook: https://www.facebook.com/nena8899?fref=ts

Twitter e Instagram: @nenitatorreso

Sobre El Autor

Lic. en Educación Física, Modelo, Conductora del Programa Web "Hablemos" de @laceldadelmonje y Locutora de programa Noche de Confesiones en Romance 93.1Fm Merida. Me encanta Hacer deporte, Motivo para una Vida Saludable, el buen humor, Bienestar, Sociabilidad, y sobretodo el sexo de calidad. Snap: raquelt008899. Instagram: @nenitatorres0

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Ofertas y Cupones Gratis Hijos Míos!

NUNCA enviaremos SPAM

¡Ofertas y Cupones Gratis Hijos Míos!

NUNCA enviaremos SPAM