“… Pero les diré que no me arrepiento de nada de lo que he hecho porque todo me hace ser la persona que soy hoy en día y no soy una mala persona lo que sucede es que me he fijado que la gente lo que hace es juzgar a los demás por sus defectos y malos actos para ocultar los propios. Alimentar el morbo es un placer que se niega para cumplir con los estereotipos sociales, así que váyanse al diablo”.

 d4fe13982837b48a86f5246eb0164e64      Hace unos meses la vida me dio una bofetada que me obligo a mirarme en retrospectiva y lo que vi fue a una niña que algunos amaban y otros adiaban, sin personalidad, sin visión ni expectativas, no sabía qué hacer con su vida ni le interesaba, perdiendo el tiempo, inmadura y conformista; sobre todo conformista. Fue sorpresiva y de cierta forma aterrorizante verme y darme cuenta de todo eso y puedo decir con toda seguridad que nadie se ha decepcionado tanto de mi como yo misma. Miles de preguntas inundaron mi cabeza como un vaso rebosando de agua fresca y a medida que las fui respondiendo una por una fui hundiéndome en la luz, en el vacío absoluto, un espacio en blanco tan cegado y sofocante, abrumador y asfixiante que lo repudie.

       No había salida por ningún lado, estaba atrapada en un lugar sin límites y la pregunta que retumbaba en mi cabeza era ¿Qué debo hacer? y pasaron los meses y continuaba sin repuesta hasta que el hombre con el que vivía (si es que se le puede decir así) me golpeó y allí apareció ¿una puerta negra justo en frente de mí; silenciosa, sombría y helada. Debes hacer las cosas bien pero ¿Cómo? Bueno… abre esa maldita puerta y lo sabrás, me dije a mi misma y así lo hice y en vez de caer abruptamente me sumergí en las sombras suavemente y aunque me sentí aliviada también sentí miedo por las cosas que suelen decir con respecto a la oscuridad pero lo único que hay allí es paz, aroma de jazmín y geranio, es un lugar donde lo divino y lo perverso se mezclan y crean la perfección total del universo, donde el Ave María de Schubert y Sympathy for the Devil de los Rolling Stones armonizan con delicadeza y dulzura, donde el tiempo fluye lentamente y allí lo ví; como una pequeña estrella con una luz tenue y tibia. Me enamore del único hombre que me dejo una marca profunda en mi alma y mi vida, lo amo tanto que lo deje ir para que tuviera una vida plena y estable para que tuviera todo lo que yo jamás podre darle… para que fuera feliz.

       Sacrificio, una palabra que muchos usan pero desconocen.

 Retratos en blanco y negro de personas sin hogar (10)      Esa estrella se desvaneció pero pienso en él mínimo 3 o 4 veces al día cuando camino por las calles de mi loca ciudad, mis ojos se hinchan, se irritan, mis manos tiemblan freneticamente en un intento fallido por arrancarme el nudo asqueroso que se me acumulaba en mi garganta, cierro mis ojos tratando de evocar alguna imagen de cualquier cosa un perro, un árbol o un magnifico atardecer pero lo único que logro ver son sus tiernos ojos color café y su corto cabello liso dorado y esa boquita en forma de corazón pero no puedo ver nada en su mirada, nada bueno. Tal vez fue porque no le dije 100 veces más que lo amaba pero no tuve tiempo. Al pensar en eso solo puedo romper en llanto, ha sucedido tantas veces que he aprendido a llorar en silencio. Me gustaría tener a mi mejor amigo en esos momentos pero no quiero fastidiarlo con mis depresiones, el sufrimiento no es algo que se deba compartir por lo que prefiero distraer mi mente con otras cosas: humor negro (uno de mis favoritos), libros de distintos géneros literarios, películas, Rolling, Stones, Iggy Pop, Shubert, Mozart, The Sex Pistolo, David Bowie, Vivaldi y Chopin.

       Aprendí tarde a punta de golpes (y lo digo literalmente) el valor que tengo, lo hermosa que soy, las grandes y significativas cosas que puedo hacer por mí y por los que quiero, la suerte que tengo por haber tenido el valor de abrir esa puerta y haber entrado en todo su apogeo.

       Sé quién soy, lo que soy y lo que quiero y para responder el porqué de mi nuevo pseudónimo artista, pues bien: Belle, porque es sutil y dulce para así contrarresta mi cinismo y mi demencia, es diminutivo de Isabel, nombre de reina y aunque no tengo título ni corona me pareció adecuado ya que al igual que la realeza no tengo dinero en mis bolsillos. Liouncourt por mi amado y deseado vampiro Lestat: Sensual y atrevido, sagaz y divertido, amante de los placeres, cometió errores como yo, y los supero, mando al carajo a todos y vive su vida intensamente. Es el amor de mi vida.

p88370523-2

       Belle de Liouncourt. Esa soy yo, no soy un ideal, no soy una imagen, no represento nada en específico, no sigo a nadie ni nadie me sigue a mí, puedes decir lo que quieras de mí y no estarás ni cerca de la verdad, no me conoces ni me conocerás porque temes a la oscuridad.

women-face-monochrome-portrait-1920x1080

“La Locura es como la gravedad, solo necesitas un empujón”

THE JOKER

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Ofertas y Cupones Gratis Hijos Míos!

NUNCA enviaremos SPAM

¡Ofertas y Cupones Gratis Hijos Míos!

NUNCA enviaremos SPAM