Todos en algún momento llegamos a pensar que el tiempo es quien decide por nosotros, pero no es así, el tiempo siempre estará presente para cada uno y nos pondrá en el camino de la vida nuestros mayores anhelos, solo que a veces no los vemos, somos nosotros quienes decidimos y elegimos como vivir, quienes creamos nuestro destino hacia un futuro.

gaspard-ullielMe llamo Gino, tengo 23 años de edad, estatura media, moreno, delgado, estudiante de ingeniería. Siempre he sido muy fantasioso por creer en criaturas y todo tipo de cosas paranormales, mis amigos piensan que necesito un poco de ayuda profesional pero solo son mis creencias.

Durante varias noches atrás, he tenido la rara sensación de ser vigilado dentro de mi propia recamara, la presencia de un ser que jamás había sentido, una presencia que no producía en mí el sentir del miedo si no un enorme calor, el cual era sustituido por el deseo sexual, reproduciendo en mi mente las imágenes mas eróticas, causandome los placeres de un orgasmo donde la soledad de mi oscuridad era el único testigo.

Una noche, mi mente era poseída por aquellas imagines, pero esta vez, el deseo sexual era mayor, mi cuerpo se contraía a causa de aquella presencia, mis manos automáticamente comenzaron acariciar mi débil cuerpo, el cuál se estremecia por el deseo, cerré mis ojos y deje que mi cuerpo hiciera el trabajo. – con calma, deja un poco para mí – resonó una delicada voz en mi mente.

e64b8d723b058e57e41b9cc9c2b22560
Abrí mis ojos para mirar en todas direcciones, mi mirada se detuvo para observar al hombre junto a la ventana. Sus ojos azul intenso como el mar analizaban mi cuerpo desnudo sobre la cama, su piel pálida como la nieve del invierno resplandecía bajo la luz de la luna, dejando al descubierto su definido cuerpo. Sentí el deseo que aquel hombre me transmitía, de un salto callo sobre mi cuerpo, su piel era fría y fuerte, sus labios tocaron los mios produciendo en todo mi cuerpo un mayor descontrol, el lento movimiento de su cadera daba pasanigif_enhanced-buzz-30754-1404326664-12o al rose de su dureza sobre la mía, sus labios ahora recorrían cada parte de mi cuerpo, los cuales eran acompañados por pequeñas explosiones de placer dándome la contracción indicada para una mayor excitación. – ¿pero quien es esta magnifico chico? – pensé – no te preocupes por eso, desde este momento solo seras mio – resonó nuevamente su voz en mi cabeza.

Aun no podía creer lo que estaba sucediendo, un choque de placer me regreso al momento en que sus labios besaban mi entrepierna, mis gemidos hicieron aparición, al llegar a sus oídos sentí como su excitación y placer aumentaban transformándose en movimientos mas rápidos, su mano izquierda agarró mi miembro para dar fuertes masajes en la dureza de mi excitación.

Sus labios ahora rosaban mi pierna derecha, su boca comenzó abrirse para dejar al descubierto aquellos enormes colmillos, los cuales se introdujeron en mi piel con un pequeño ardor dándome el placer mas alto, volvió a mi entrepierna pero esta vez se llevo mi excitación a su boca, el poder de dar placer de aquella manera nunca la había sentido, deje que mi cuerpo y mente volaran sin control donde mi voz llenaba toda la habitación eliminando por completo toda la soledad.

tumblr_nxk7uyGI5M1s4rmyeo1_500

Dejo mi dureza a un lado para unir su cadera junto a la mía mientras introducía su miembro dentro de mí, sus embestidas eran fuertes, aquellos choques de placer que crecían en mi abdomen, se expandían por todo mi cuerpo, sus movimientos eran cada vez mas fuertes, abrí mis ojos para observar su rostro, el placer recorría sus ojos intensos y profundos como el mar, ahora el placer de nuestros cuerpos eran uno solo, elevados en el aire donde mi cuerpo era sostenido por sus fuertes manos, mi voz era mas fuerte y placentera, sus movimientos de cadera mas veloces a tal punto que mi mente quedo en blanco por la enorme contracción de mi cuerpo, el cual estaba dejando caer la excitación sobre mi pecho y abdomen. Regresamos a la cama donde me deposito con cuidado, dejo mi cuerpo para sentarse sobre mí mientras masajeaba con velocidad su dureza, sus gemidos llenaban con fuerza la habitación mientras dejaba caer el placer sobre mí.

Dejo caer su cuerpo sobre el mio para besarme un poco mas, besos que me hacían olvidar el mundo que giraba a nuestro alrededor hasta que mi cuerpo se transformo en uno mas como el para vivir bajo la oscuridad.

Autor Anonimo

Sobre El Autor

Thiago Matteo Martinelli Scala nacio el 13 de Marzo de 1989. Tiene 27 años de edad. Estudiante de la carrera Idiomas Modernos en la ULA Estado Mérida.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.